viernes, marzo 03, 2017

Gabrielle Taron-Rieussec/ diciembre en Residencia Corazón



Utopías de la ruina
Los lugares abandonados fascinan porque son símbolos de la vanidad del ser humano en su búsqueda de un impacto temporal y material sobre el mundo. De repente, dejamos lo que nos llevó años para construir: un hogar, un lugar de trabajo. Estos edificios se vuelven ruinas, estructuras híbridas de cultura invadida por la naturaleza, obras conjuntamente realizadas por el hombre y lo opuesto, contra lo que èl siempre luchó: el tiempo, los elementos naturales.
Uno podría pensar que el abandono crea posibilidades para estos espacios liberados de ocupantes. Lo inverso apareció en mi recorrido a través de las calles de La Plata -desde Punta Lara a Los Hornos, pasando por Tolosa y el centro- frecuentemente para invadir este espacio que no sirve a más nadie, la única opción es la autogestión, siguiendo el modelo de las abejas que construyen sus nidos en los palacios destruidos, ignorando las reglas paradójicas de la mecánica burocrática. Aquella que en el nombre de la propiedad privada, prohíbe la entrada a las ruinas a los que sí podrían usarlas y de esta manera acelera la decrepitud de los lugares abandonados en vez de hacerlos disponibles ¿Y qué hay más disponible que un lugar sin uso?
Además del recorrido geográfico, este proyecto me llevó también a conocer las personas en relación con estas construcciones: gente encargada de ellas o no, que las ocupan o no. La búsqueda de las ruinas constituye una formidable exploración de la ciudad y más allá, de todas las alternativas que se construyen para evitar que un sistema ineficiente arruine estos lugares hermosos.

https://www.flickr.com/photos/143133936@N08/

Habitar la ruina en lo que dura el parpadeo de un ojo analógico. Un negativo blanco y negro, otra pared por derribar. Todo lo demolido vuelve a tomar forma para componer otras realidades. Poblar las luces y las sombras, llenar los vacíos.
Comienza el juego de la captura y se modifican las posibilidades. Toda mirada es un descubrimiento ¿Que vemos al ver el abandono?
Oportunidad o posibilidad. Encuadres inmobiliarios, comprar y vender.
O formas de ocupar, con el cuerpo en acción y la mirada atenta.
Construir nuevos territorios a partir de los retazos. El viaje no sabe de futuros inciertos, pero abraza la idea del encuentro que respira la apropiación territorial.

Alicia Valente & Germán Krüger (Curadores/ Curators)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

dejá tu comment